Tiempo, musa y fe: Reflexiones a través de la imagen

Dame tiempo y crearé cualquier cosa que se me ocurra; como este nuevo post. Me acaba de visitar la musa mientras tomaba una ducha. Un montón de frases comenzaron a narrarse en mi cabeza acerca de mis últimas experiencias. No sé por dónde irá el hilo de esta redacción pero tendrá que ver sobre imagen, musa, tiempo y fe, tal vez.

 

Musa

Escribir me encanta y mi musa es mi propia experiencia. Creo que, como a todos, sólo se nos manifiesta cuando el tiempo es exclusivamente nuestro. Hoy lo poseo y después de un largo periodo sin publicar nada, encontré en el recuerdo de mi último fin de semana el detonante de esta inspiración.

Daniel Freire Figueiredo es un pintor que toma bocetos haciendo fotos para crear su obra. Visitar su casa es visitar su atelier. También es entrar a su mundo: el mundo de la imagen material. 

 

-Busco forma, una forma. Los rostros son la puerta a ese mundo, o mejor dicho la llave y cada uno tiene escondida la combinación de apertura. A veces doy con ella.-

 

Cuadros y fotografías tapizan las paredes. Espejos, lienzos y focos se hayan apilados por aquí, libros y cámaras por allá. Tiene muchas cámaras ¡muchas! Para reparar y unas cuantas suyas propias, todas analógicas. Álbumes y cajas con negativos, carretes y material para el revelado por doquier…Ese lugar es un verdadero gabinete de curiosidades, que puede intimidarte o atraer, o ambas cosas al mismo tiempo.  Y a mí que me gusta el lenguaje artístico accedí a participar en su proceso creativo, poniéndome frente a sus cámaras.

 

 

Tiempo e imagen

Escribo la palabra “cámaras” porque no es una sola la que puede utilizar para tomar fotos en una “sesión”, sino varias. Obviamente las fotos no las puedo ver hasta que él las revele. Mientras las toma tarda un poco más en apretar el botón de captura y por lo tanto yo estoy ahí esperando a que tome la foto sin saber cómo apareceré ni cuál será la composición. El único que tiene una idea es él en su cabeza. Yo no me puedo mirar. 

No es lo mismo ver tu rostro ante un espejo que verlo a través de la imagen que ha construído alguien que te mira por el objetivo de una cámara. Cuando esto ocurre es fascinante porque te verás como no sueles verte y además habrás tenido que soportar la mirada de quien te retrata muy de cerca. 

 

 

-Busco forma, una forma. Los rostros son la puerta a ese mundo, o mejor dicho la llave y cada uno tiene escondida la combinación de apertura. A veces doy con ella- dice Dani y me enseña las fotos que hizo con su cámara digital. No me reconozco, en muchas ni me gusto. Luego las edita y en blanco y negro todo es diferente porque literalmente resaltan las formas y las figuras de gran variedad que tiene mi rostro debido al angulo, la luz y composición. Ahora entiendo a la perfección lo que hacía Pablo Ruiz (Picasso) en sus pinturas. 

Imagen y fe

Posar para un fotógrafo que además pinte es, sin duda, un momento incómodo. Soportarlo requiere valor, creo yo. Es cuestión de posar sin interpretar ser feliz o bello- ni quieras gustar- sino más bien siendo y estando en silencio, esperando, conteniendo tus inseguridades, tus secretos, tus defectos y fortalezas, así como la incertidumbre del momento. 

 

Posar es un acto de fe para quien adora el arte, pues se participa de un proceso de creación en conjunto con el artista, el cual es el principal creyente y para quien también resulta una ocasión en la que florece la incomodidad. Tal y como lo expresa Daniel Freire, que alguien pose para él significa sentir timidez porque hay alguien participando de un proceso muy personal y es testigo de fracasos, dudas e impotencias. 

Será por medio de la confianza individual de ambos participantes que funcione, en este caso, la fotografía y la pintura. De frente, presentes, poderosos y vulnerables sin saber cuál será la imágen definitiva que el tiempo y la musa producirán, pero creyendo que así será.  

 

2 comentarios en “Tiempo, musa y fe: Reflexiones a través de la imagen

  1. Lindo Gio!
    Me alegra mucho que inspire mi proceso! Hace un ciclo muy importante, muy potente!

    La inspiración es mutua, no sólo las poses, lo que escribes y las imágenes que creas. Un encuentro muy grato que necesito de unos años para actualizarse!

    Abrazos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + dieciseis =

*